TARAPOTO: SUJETO FUE SALVADO DE LINCHAMIENTO

Familia y amigos de sus víctimas quisieron hacer justicia con sus manos a su llegada a Tarapoto.

A+

César Oscar La Barrera Martínez (55),  acusado de asesinar  a su expareja Jenny Jessica Rojas Aranda (35) y ultrajar  y estrangular  a  su hijastra de 12 años, estuvo a punto de ser linchado por amigos y familiares  de las víctimas a su llegada a Tarapoto.

Los indignados intentaron hacer justicia con sus propias manos pero el grueso cordón policial, designado para su custodia, lo evitó.

Dentro de la exaltada turba destacaba Héctor Rojas,  hermano de Jenny, quien apenas lo vio descender de la unidad policial se avalanzó con el propósito de agredirlo. Los uniformados se lo impidieron

Algunos pobladores lanzaron huevos y piedras al detenido quien  llegó protegido por  un casco negro.

El sujeto fue llevado a la Ciudad de las Palmeras para comparecer por orden del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Tarapoto que le dictó 9 meses de prisión preventiva por el crimen de la empresaria y su hija.

La Barrera Martínez fue arrestado gracias a un trabajo de inteligencia y colaboración de su exparejas.

De acuerdo a la Policía, este fue rastreado por las llamadas telefónicas que ingresaron a su teléfono celular.

Fue capturado cuando visitaba a su madre en  la urbanización Los Cerezos, en Surco. Quiso jugar su última carta al mostrar el DNI de su hermano. Se dejo crecer el pelo, la barba y hasta bajó de peso para no ser reconocido.

ESTUDIABA A SUS VÍCTIMAS

El feminicida, que estudiaba por internet a mujeres acaudaladas, decía ser un día abogado y al otro próspero empresario.

Su intención era apoderarse de las tarjetas de crédito, joyas y los bienes que quienes caían en su telaraña.

La Barrera se perdió en el laberinto de la ambición, con una mente macabra con ganas de matar por lujos.  Registra un rosario de denuncias por robo y estafa.

Tenía una requisitoria por desfigurar a una expareja en el 2015. Todo estos delitos lo pagará cuando sea juzgado y  encerrado en un penal del INPE.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.