Miembro del GEIN ahora dirige Grupo Especial de la Depincri Callao

SE ENFRENTÓ AL TERRORISMO Y AHORA COMBATE LA DELINCUENCIA

A+

Han transcurrido 26 años desde la captura del mayor genocida de la historia de nuestro país. Abimael Guzmán Reynoso o también llamado presidente Gonzalo fue el líder del movimiento terrorista Sendero Luminoso y protagonista de una guerra interna que solo trajo atraso y mucho sufrimiento para los peruanos.

Por ello, el 12 de setiembre de 1992, es una fecha que no debe pasar desapercibida en nuestro país, porque desde ese momento pudo renacer la esperanza y se proyectó con optimismo el futuro del Perú, gracias al extraordinario trabajo de un numeroso grupo de valientes efectivos de la Policía Nacional, que integraron el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN).

Son innumerables las historias y anécdotas que se han contado en los últimos años, sobre los personajes que capturaron a Guzmán Reynoso y toda su cúpula. Sin embargo, muchos desconocen que ese equipo humano aún sigue entregando su capacidad, destreza e inteligencia para combatir ahora al nuevo enemigo, la delincuencia común y las bandas criminales organizadas.

Si bien es cierto el trabajo de toda la Policía Nacional ha sido vital para lograr el orden interno, los efectivos del GEIN aportaron lo suyo y hoy en día el capitán Hugo Denis Olano Mendoza, sigue trabajando con el mismo entusiasmo, como cuando fue partícipe de la captura del líder de Sendero Luminoso.

En el Callao

Gracias al buen tino del coronel PNP Jorge Calderón, jefe de la Divincri Callao, Olano Mendoza es quien con el mismo entusiasmo de su paso por el GEIN, viene dirigiendo desde hace unos meses el Grupo Especial de la Depincri de esa jurisdicción, logrando hasta la fecha capturas importantes.

No es extraño ver a este grupo realizar intervenciones y operativos a cualquier hora del día o de la noche. Los resultados son los que cuentan, y a pesar de la violencia que fustiga al primer puerto, las cifras reflejan una notable disminución del índice de la criminalidad, como bien lo dijera en la víspera el propio ministro del Interior, Gral PNP (r) Mauro Medina.

“La espera es un arte y la paciencia una virtud”, señala entusiasta el capitán Olano, una frase que siempre la lleva presente, al igual que cada uno de sus compañeros del GEIN (Héroes de la Democracia – Ley 30655).

Como pez en el agua

“Me siento como pez en el agua, porque estoy aplicando los conocimientos adquiridos por mis grandes maestros del GEIN. Además, todos formaban parte de la Policía de Investigaciones del Perú (PIP), haciendo intervenciones a personas que se encuentren en flagrancia delictiva”, precisa el destacado efectivo.

En la actualidad, los agentes de la Depincri Callao se enfrentan día a día al peligro común, interviniendo a sicarios, delincuentes con órdenes de captura vigentes, prontuariados, fugitivos, microcomercializadores de droga, ladrones de celulares, entre otros.

Asimismo, se ha fortalecido la investigación inmediata de los hechos y se actúa con eficiencia y rapidez, para que el delito no tenga posibilidades de quedar impune. Con ayuda de las cámaras de vigilancia y su desarrollado olfato, los miembros del Grupo Especial del Callao cuentan con herramientas más sofisticadas para encontrar a aquellos delincuentes que amenazan la tranquilidad de los vecinos del primer puerto.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.