RUSIA Y CHINA HACEN TEMBLAR A TRUMP

Especialistas ‘gringos’ reconocen que EE.UU. no soportaría ataque de ambas naciones.

Los avances en el campo aeroespacial, la robótica, el aprendizaje automático, la impresión en 3D y los nanomateriales permiten crear nuevas clases de misiles y drones letales.
Domingo 24 de Noviembre del 2019 | 9:00 am

Un medio estadounidense advirtió sobre la vulnerabilidad de las bases de EE.UU. ante posibles ataques por parte de Rusia y China.

“En futuras guerras, las nuevas tecnologías pueden permitir a las grandes potencias rivales, como China y Rusia, llevar a cabo ataques precisos y devastadores contra las bases militares y las redes logísticas de Estados Unidos, incluso las que se encuentran dentro del propio EE.UU.”, advierte el artículo de Foreign Policy.

Según la publicación, los avances en el campo aeroespacial, la robótica, el aprendizaje automático, la impresión en 3D y los nanomateriales permiten crear nuevas clases de misiles y drones letales. Estos pueden lanzarse discretamente y recorrer grandes distancias, añade el autor Michael Beckley.

En particular, el periodista observa que los nuevos misiles hipersónicos, por ejemplo, combinan la velocidad y el alcance de los misiles balísticos con la maniobrabilidad y precisión de los misiles de crucero.

“La difusión de estas tecnologías hará obsoleta la actual forma de guerra de Estados Unidos”, señala el autor y añade que el Ejército estadounidense tendría problemas para responder rápidamente a los eventuales ataques de China y Rusia. Según Beckley, la mayoría de las bases de EE.UU. tienen pocos o ningún sistema de defensa antimisiles ni refugios reforzados.

Esta publicación encarna los viejos temores de EE.UU., opina Yana Leksiútina, profesora del departamento de estudios de EE.UU. de la Universidad Estatal de San Petersburgo y doctora en Ciencias Políticas.

“Desde hace mucho tiempo, uno de los objetivos de la política exterior de Estados Unidos ha sido impedir una alianza entre Rusia y China. La peor pesadilla que se pueden imaginar las personas que planean la política exterior de Estados Unidos es la formación de una alianza (no necesariamente proclamada oficialmente) entre Rusia y China”, comenta a Sputnik.

Según Leksiútina, los estadounidenses están bastante preocupados por el posible estrechamiento de las relaciones entre Rusia y China. Y cuanto más estrechas sean, más artículos de este tipo se publicarán, opina la analista.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.