“LO QUE NECESITAMOS HOY, DE REPENTE, ES DESCANSAR MENOS”

Conversamos con el economista Bernardo Cojal sobre los días no laborales y feriados.

Jueves 22 de Agosto del 2019 | 10:39 am

Pese a que el 29 de agosto será un día no laborable planteado con antelación (desde inicios del año) y habiendo tenido cinco fechas de pausa en los trabajos (26, 27, 28, 29 y 30 de julio, por los Juegos Panamericanos y las Fiestas Patrias), nos preguntamos si es prudente, en medio de la crisis política que atraviesa el país por los continuos enfrentamientos del Ejecutivo y el Legislativo, además de las huelgas en Arequipa por el proyectos minero Tía María al que se dio luz verde y luego se suspendió, un descanso más para, según el MINCETUR, fomentar el desarrollo del turismo interno y receptivo.

Hace unas horas el expresidente de la Confiep, Roque Benavides, aseguró que la economía peruana se encuentra paralizada. Expresó también estar sorprendido de que “no estemos tomando medidas para generar inversión”.

En conversaciones con EXTRA, el Coordinador de la Escuela de Economía de la UCV, Bernardo Cojal, asegura que “los feriados no deben ser tantos. En otros países las vacaciones incluso son más pequeñas y se da por la necesidad de que se mueva la economía. Nosotros debemos descansar y reponer energías, pero dejar de producir o vender disminuye los ingresos secundarios”.

Sin embargo, señala que es importante analizar dos cosas: Cuando los feriados y días no laborables se programan con anticipación de un año para otro –como el caso de este 29 de agosto-, las personas también se prepararan para un viaje o salir a pasear, de tal manera que se mueve la economía.

“Cuando hay mayor movimiento de recursos de la economía es conveniente porque beneficia a los distintos sectores, comenzando desde los hoteles, las agencias de viajes, los restaurantes, hasta las pequeñas tiendas, todo se mueve”.

En el segundo caso, “cuando se da de improviso, trae trastornos a la economía, sobre todo a las empresas, por ejemplo las manufactureras o las de servicio, lo que habían pesado atender, ahí se trastoca, pierden”, sostuvo.

No obstante, insiste con que los días no laborables no deben ser muchos. “Quieran o no a los países pobres nos afecta, desde las bodegas que no ven a sus clientes del día, hasta las grandes empresas. Lo que necesitamos hoy, de repente, es descansar menos”, indica el economista.

OPTIMISMO

El ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, se presentó en el Congreso el pasado miércoles 14, para hablar sobre el proyecto minero Tía María. En la sesión plenaria precisó que en el mes de junio el PBI (Producto Bruto Interno) creció en 2.62 %, y que para fin de año se proyecta en 2.2 %.

“La expectativa que tenemos para los próximos meses es mucho mejor que lo que ha sucedido en el primer semestre. Nuestros cálculos revelan (los resultados de junio) estarán ligeramente por encima del 2,5% de crecimiento, lo cual es un reflejo de que los choques negativos que hemos tenido en abril y mayo -donde la economía no ha crecido más de 1%- ya se han empezado a revertir. En junio podríamos estar por encima del 2,5% y la expectativa para julio también está pintando bien y es muy probable que superemos a junio”, dijo en el Parlamento.

 

Pero su optimismo se vino abajo cuando se registró, en el último semestre, que el crecimiento del PBI (1.73 %) ha sido el más bajo de los últimos 10 años, desde la crisis mundial que estalló el 2008.

Las bajas se presentaron en el sector manufactura, que cayó en -4.01 %, ante la menor producción de conservas de pescado (-32.4 %), la menor producción de metales (-12.5 %), la menor refinación de petróleo (-5 %), etc.

Por su parte, la minería también tuvo su bajada, cayó -1.4 3%, por la menor producción de zinc (-8.7 %) en Antamina, Volcan, Casapalca y San Ignacio de Morococha; de oro (-5.6 %) en Buenaventura, Barrick, Antapaccay y La Arena; de plata (-10.46 %) en Minera Ares, Buenaventura y Volcan, y de hierro (-11.2 %) en Shouxin, la minera que extrae el hierro de los relaves de Marcona.

DÍAS NO LABORABLES

A inicios del presente año se publicó el Decreto Supremo 002-2019-PCM, mediante el cual se daba cuenta de los días no laborables recuperables programados para el 2019 –30 de julio, 29 de agosto y 31 de octubre-, para los trabajadores del sector público a nivel nacional.

Por tanto, en los próximos días se viene un fin de semana largo, que arranca el jueves 29 y culmina el domingo 1 de setiembre, ello en el marco del feriado calendario por Santa Rosa de Lima (30 de agosto).

Las horas que no se laboren el 29 del presente mes deberán ser compensadas en los 10 días inmediatos posteriores o en la oportunidad que establezca el titular de cada entidad pública. Por su parte, el sector privado, previo acuerdo entre el empleador y sus trabajadores, también podrá acogerse a lo dispuesto por el Gobierno.

POR: DALMA CALDERÓN

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.