“LA ECONOMÍA HA RETROCEDIDO 20 AÑOS, Y NO ES POSIBLE ACHACAR TODOS LOS RESULTADOS A LA PANDEMIA”

Analista económico César Peirano explica a EXTRA las razones por las cuales no hay mejores en el empleo e inversión de cara al 2021.

Domingo 27 de Septiembre del 2020 | 3:59 pm

Luego de casi 7 meses de emergencia por la pandemia del Covid-19 el analista económico César Peirano, explica a EXTRA las razones por las cuales planes como Reactiva Perú no han dado resultados óptimos, así como también da una mirada a como se ha habido un crecimiento en la informalidad y la caída del empleo.

  • ¿Cómo se evalúa económicamente los ya casi 7 meses de pandemia?

La situación económica en el Perú es desastrosa. Estamos ante la peor crisis económica de la historia del Perú. Los estimados de caída del PBI continúan subiendo desde -12% hasta -15%, el desempleo alcanza a más del 40% de la PEA y unos 3 millones de personas retornarán a la pobreza. Esto significa un retroceso de casi 20 años y no es posible achacar todos estos resultados a la pandemia. Los precios internacionales de los metales han mejorado significativamente al igual que los términos de intercambio. Por lo que es notorio que buena parte de estos resultados son debidos a una mala gestión económica del gobierno. La lentitud y la falta de audacia en el manejo de las compras e inversión públicas han logrado empeorar la crisis y alargar la recuperación en el tiempo. La responsabilidad por este fracaso es enteramente de la Ministra de Economía.

  • ¿Mejorara las condiciones en los Centros Comerciales tomando en cuenta las compras de Navidad?

Es probable que haya una mejora con respecto a estos meses. Pero de ninguna manera será un salvavidas para las empresas retail, pues solo podría igualarse al 50% o 60% de las campañas navideñas de años anteriores. Esto solo alcanzaría para compensar en parte las pérdidas de este año pero no solucionará nada. La recuperación de este sector será larga y atada a la mejora en el empleo. Probablemente vuelva a los niveles prepandemia en el 2023.

  • ¿Los mercados inmobiliarios han sido afectados con la pandemia?

Se ha dado una caída de 19% en los créditos hipotecarios, principalmente por la contracción de las ventas de unidades inmobiliarias en provincias. Las perspectivas para el año es que la contracción de los créditos sea mayor a 23%. En cuanto a la construcción, el sector tuvo una caída de 42% en el primer semestre del año y la inversión pública en más de 80%. Todo esto engloba una crisis del sector que tardará bastante en recuperarse.

  • ¿Alquileres en lugares comerciales como Asia Boulevard estarán en recesión?

El sector A ha generado ahorros significativos durante la pandemia, debido a la disminución de gastos por el encierro. Esto significa que los negocios dirigidos a este sector no deberían tener una contracción en sus inversiones pues mantienen su capacidad de gasto, habiéndose esta incrementado, además. Esto genera un empeoramiento en las cifras de desigualdad (coeficiente Gini) pues los más ricos han visto aumentado sus ingresos y ahorros, mientras que los más pobres y las clases medias han visto esfumados sus ahorros, los bonos del gobierno son limitados y lentos en su entrega y han perdido sus empleos.

  • ¿Con que criterios evaluar a la titular del MEF María Antonieta Alva para dar una opinión objetiva de su gestión?

En base a los resultados de caída del PBI, caída del empleo, caída del gasto y la inversión pública y las proyecciones de la retracción del PBI para este año, podemos inferir que el papel del MEF en la crisis ha sido deficiente. Si, además comparamos los resultados del Perú con los de otros países que han sucumbido al COVID, entonces confirmamos nuestra opinión: la gestión del MEF ha sido un rotundo fracaso.

  • ¿Reactiva Perú cumplió su ciclo?

El fracaso en el impacto de Reactiva Perú se debe a las trabas que el propio MEF le impuso y a las demoras en su aplicación. Insistir con este programa ahora ya no tendría un impacto sobre el empleo pues el forado financiero de un cierre de operaciones tan largo ha sido superior. El plan de reactivación debe venir por un programa agresivo de compras e inversión pública, especialmente dirigido a las medianas y pequeñas empresas.

  •  ¿Podríamos hablar de un bono de alimentos y seguro desempleo para quienes no se han podido reinventar con la cuarentena?

El seguro de desempleo en una economía con niveles de informalidad laboral superiores al 70% no tiene un impacto significativo, pues es solo aplicable a personas con empleo formal. En el caso del bono de alimentos, debería hacerse mediante tarjetas de alimentos, repartidas a cada hogar, utilizando la logística de las Fuerzas Armadas o con un plan de empleados juveniles que lleven estas tarjetas a nivel nacional.

LEE TAMBIÉN: ESPECIAL DE DOMINGO: LA VICTORIA: SIN ORGANIZACIÓN NI SALUBRIDAD | FOTOS

  • ¿Cuánto podríamos crecer o estancarnos económicamente el 2021 tomando en cuenta que hay sectores que indican que se podrían aplazar las elecciones?

Un aplazamiento de las elecciones solo podría ser posible si la situación de la pandemia se agrava es estos meses (la llamada “segunda ola de contagios”). Esto significaría volver a la cuarentena y un nuevo golpe a la economía, lo que podría detonar una crisis económica con una caída del PBI este año superior al 18%. Además, esta caída de la producción se alargaría hasta el primer semestre del 2021, limitando el crecimiento estadístico que se espera para ese año a la mitad (4% a 5% en lugar de 9% esperado).

  • ¿La informalidad crecerá durante el 2021? ¿Cuáles serían los indicadores?

Mientras no haya una recuperación real del empleo, la informalidad seguirá creciendo. La expectativa de la recuperación de los niveles de empleo previos a la pandemia es de entre 5 y 10 años. Es decir, podríamos ver una disminución de la informalidad a partir del 2025. La informalidad debe encontrarse sobre el 80% en el empleo. Basta con ver las redes sociales ahora, donde las personas se han volcado a vender queques, comidas, ropa, accesorios, etc. Es el nuevo “taxi” de los noventa.

  • ¿Podría generarse una medida para que la ONP devuelva dinero a los aportantes sin que el fisco nacional sufra grandes alteraciones?

Creo que está totalmente demostrado que el Gobierno ha sido muy ineficiente en la ejecución del gasto, incluso contando con una normatividad especial de emergencia por la pandemia. La mejor forma de ejecutar presupuestos es trasladando dinero a los privados, especialmente aquellos que tienen requerimientos urgentes de gasto. En este contexto, una devolución de aportes de la ONP sería una solución para inyectar rápidamente dinero a la economía mediante el consumo privado. Sin embargo, para que el impacto de esto no genere un forado en las finanzas públicas, se deben reducir otros gastos del gobierno, como publicidad, consultorías y la enorme cantidad de “Richard Swings” que cobran del Estado sin aportar realmente.

  • Por último, ¿cuál debería ser el perfil económico del próximo Gobierno?

El próximo Gobierno debe ser uno de reconstrucción económica, ortodoxo en el gasto, pero con un enfoque social importante. Se deben generar altos niveles de inversión privada, lo que significa que debe generar gran confianza en los inversionistas y ser lo suficientemente audaz para elevar los niveles de gasto en inversión pública rápidamente. Debe impulsar el desarrollo de la minería, de la agroindustria y otros sectores productivos, además de brindar estabilidad a los agentes económicos.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.