JUVENTUD SE QUEDÓ SIN CHAMBA

30% de jóvenes peruanos fueron despedidos por la crisis.

A+

La crisis sanitaria mostró una de las peores situaciones a nivel de empleabilidad en el mundo y, por supuesto, Perú no es la excepción. De acuerdo con la encuesta regional de la Fundación Forge que recoge información de 11,000 personas en 5 países, el 30% de jóvenes peruanos fueron desvinculados o despedidos debido al impacto de la pandemia del COVID-19.

Según la encuesta, los más afectados con la desvinculación laboral han sido quienes tienen menor nivel educativo, pues del total de despedidos un 43% solo cuentan con primaria y 40% solo con secundaria.

La situación laboral antes del 1 de marzo reveló que el 61% de los jóvenes entre 18 y 25 años tenían una relación de dependencia y el 21% tenía un empleo informal. Además, el 30% de estos jóvenes son el principal ingreso económico de sus hogares y, debido a la crisis, su situación se agrava. Asimismo, el 15% tuvo una reducción en su salario habitual.

LEE TAMBIÉN | ACRIBILLAN A UN HOMBRE FRENTE A SU ESPOSA EN SJL

“Estamos viendo despidos masivos a nivel mundial como parte de la coyuntura. Las personas más afectadas están siendo jóvenes que no tienen estudios superiores y quienes trabajan en sectores informales”, señala María José Gómez, directora de la Fundación Forge.

La encuesta también reveló que el 73% de jóvenes recibieron ayuda por parte de su familia para sobrellevar la fuerte crisis y el desempleo, y el 12% recibió alguna ayuda por parte del Estado.

La necesidad de poder capacitar a jóvenes de escasos recursos económicos se hace más relevante en esta crisis. El fortalecimiento de las habilidades blandas será uno de los motores para hacer más atractiva la búsqueda de nuevos perfiles por parte de las empresas y las nuevas tendencias digitales tendrán mayor presencia en estas épocas.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.