SI ÉSTE POSEE ARMAS NUCLEARES, DIJO DONALD TRUMP. ADEMÁS MEDIO ISRAELÍ REVELÓ CÓMO SERÍA LA OFENSIVA

ESTADOS UNIDOS ATACARÁ A IRÁN

Miércoles 19 de Junio del 2019 | 5:50 am

El presidente de EE.UU., Donald Trump, afirmó durante una entrevista con la revista Time que podría recurrir al uso de la fuerza militar contra Irán para que esa nación no obtenga armas nucleares.

El mandatario estadounidense indicó que las armas nucleares “ciertamente” serían la causa para una guerra entre EE.UU. e Irán. “Ciertamente iría (a la guerra) por las armas nucleares”, declaró.

En el marco de la misma conversación, el inquilino de la Casa Blanca calificó de “muy pequeñas” las ofensivas, atribuidas a Irán, entre ellas los ataques contra dos petroleros en el golfo de Omán, de los que Washington trata de culpar a Teherán. El presidente se mostró de acuerdo con la opinión de que las autoridades iraníes fueron responsables de esos incidentes, pero reiteró que la retórica de los líderes de Irán ahora no es tan negativa como fue cuando firmaron el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés) en el 2015.

Al ser preguntado sobre si Washington de momento está evaluando la realización de acciones militares contra Teherán, Trump afirmó que “no lo diría”. “No puedo decirlo en absoluto”, subrayó.

“SERÁ UN BOMBARDEO MASIVO”

Entre tanto, fuentes diplomáticas de la sede de la ONU en Nueva York (EE.UU.) han revelado al periódico israelí Maariv que están evaluando los planes de Estados Unidos de llevar a cabo un ataque táctico contra Irán en respuesta a los sabotajes a petroleros ocurridos la semana pasada en el golfo de Omán y de los que Washington trata de culpar a Teherán.

“El bombardeo será masivo, pero se limitará a un objetivo específico”, afirmó al periódico un diplomático occidental. Las fuentes agregan que la decisión de llevar a cabo una acción militar contra Irán fue discutida en la Casa Blanca incluso antes del reciente anuncio de Teherán de aumentar sus niveles de enriquecimiento de uranio.

De acuerdo con la información del medio, Donald Trump no estaba entusiasmado con la idea del ataque, pero finalmente sucumbió a la influencia de su secretario de Estado, Mike Pompeo, quien ha estado presionando para que se emprenda una acción bélica contra la República Islámica.