“ES UNA TAREA DE TODOS APRECIAR EL CAFÉ, TANTO COMO AL PISCO”

La bloguera de "La cafetera orgánica" considera que el Estado ha vuelto a voltear los ojos ante esta bebida.

Viernes 23 de Agosto del 2019 | 5:25 pm

El café peruano está de fiesta. Hoy, en su día central, conversamos con Daphne Suarez, del blog “La cafetera orgánica”, un espacio creado para difundir la visión de nuestra bebida desde el punto de vista del consumidor.

¿Qué características debe tener un buen café?

Un buen café va depender uno de la zona, dos del tipo de café del que estamos hablando y también de la tierra. Hay cafés que pueden ser muy robustos que pueden llegar a tener toques de chocolate, frutos secos y otros que pueden ser mucho más cítricos. Y en realidad si hablamos de las tonalidades va también depender del tipo de tostado que podamos realizarle y luego el tipo de método que podamos tomar, eso es relativo en base a lo que podamos encontrar con el café, que tiene las características que son similares al vino y que les permite tener ciertas tonalidades y que pueden sorprendernos  totalmente.

Siendo Perú el segundo exportador mundial de café orgánico, ¿por qué aun se consume tanto café instantánea?

Tenemos un problema muy grande y es el hecho de que la cultura es muy baja internamente. Hay gente que conoce el café y que habla de él, pero no sabe de los componentes, por ende se debe de educar. Eso es lo que sucede.

¿El Estado apoya de manera constante a los productores de café?

El Estado creo que ha vuelto a voltear los ojos ante el café, el cual si merece y necesita más apoyo del Gobierno, y a los caficultores de igual manera, pero todos es un proceso. Por ejemplo, la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA) si lo esa haciendo, ahora hay unos estantes que se está apoyando a las tazas de café, no se está cobrando, simplemente se está haciendo que la gente deguste el café, que lo desee, que lo conozca.

Nuestro consumo interno es muy bajo en relación a otros países como Colombia, Honduras, Costa Rica, entre otros. A veces nuestro café  sale al extranjero, a Alemania, es muy apreciado allá. Tenemos entidades grandes o supermercados que quizás no miran realmente hacia la parte del café y al caficultor. Al Gobierno le falta y definitivamente nos falta, pero creo también que es una tarea de todos el poder apreciarlo, tanto como los hacen con el pisco y demás.

¿De qué forma están trabajando?

Más que nada en la capacitación y en el entrenamiento hacia ellos. La idea es un poco ver el tema más agro en este caso, es lo que ellos están apoyando más allá.

En el caso de la difusión es relativa y es muy sectorizado, no esquematiza, si en el caso por ejemplo de lo que están haciendo en una feria que está en el Parque Kennedy. Si tratan de llegar hacia al público. Distribuyen café a la gente, pero creo que falta fuerza. Tampoco podemos echar la culpa 100 % al Gobierno, tenemos que poner de nuestra parte.

¿Qué otros negocios en Lima contribuyen con la comercialización del café peruano?

Lo bares, los restaurantes, los hoteles en sí, además de los markets y cada día hay más, en las ferias ecológicas también existe el café. El buen café no es  que esté lejos del bolsillo del peruano del día a día. La gente se deja llevar por la marca, pero muchas veces no tiene el cuidado ni la selección necesaria, entonces al hacerlo en cantidad, ellos lo hacen de forma errada. Si lo vemos como consumidores tenemos que ver más del café, enseñar a la gente a consumir un buen café, así como enseñamos en su momento a tener una buena selección de buen pisco, es lo mismo que va a suceder con el café, es un proceso que vamos a ir mejorando en el tiempo y eso nos hace distintos.

POR: LIZETH PUENTE

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.