CONSEJOS BÁSICOS PARA PROTEGERTE DEL SOL

A+

La temperatura en Lima durante este verano llegaría a topes de los 30°C, con índice de rayos ultra violeta que se encuentran entre los más altos y peligrosos del mundo. A pesar de ello, estas condiciones no deben ser impedimento para disfrutar de esta estación. , pues existen formas de proteger la piel del sol. La especialista Laura Chacón nos brinda 3 consejos para sacarle el máximo provecho al verano y protegerse del sol:

1- Protección solar 30 minutos antes de salir al sol: La mayor parte del daño que vemos en nuestra piel proviene del sol. Una buena forma de proteger tu piel de los daños causados ​​por los rayos UVA / UVB es aplicar protector solar antes de salir al exterior. Lo más importante es buscar un bloqueador con un factor de protección alto, de 30 o 50. El bloqueador debe aplicarse 30 minutos antes de salir para que tenga tiempo de proporcionar el máximo beneficio a tu piel y pueda prevenir trastornos como la desaceleración de colágeno, las líneas prematuras y las manchas en la piel.

2- Hidratación: Mantenerse hidratado durante el verano es la clave para asegurar que tu piel se vea saludable. La persona promedio necesita entre 8 y 12 vasos de agua por día, lo que equivale a entre 2 y 3 litros. Para asegurarse de no deshidratarte durante las actividades del verano, asegúrate de llenar una botella con agua antes de salir de la casa. Si estás descansando en la playa, haciendo excursiones o participando en una actividad, puedes olvidarte de escuchar las señales que te manda tu cuerpo a través de la sed. Si tienes una botella de agua contigo en todo momento, será más fácil de recordar. También puedes hidratarte con frutas, y bebidas como el té frío.

3- Para un cabello sano en el verano, mantenlo hidratado y cubierto: Lo que me encanta de los grandes sombreros y gorras es que proporcionan suficiente sombra no solo para la cara, sino también para todo el cuero cabelludo. El uso de un sombrero que cubra todo el cabello ayudará a reducir la radiación ultravioleta que puede causar resequedad en el cuero cabelludo. Si quieres ir más allá, puedes proporcionar hidratación con aceites o bálsamos, lo que puede marcar la diferencia en la apariencia y el tacto del cabello durante el verano. Antes de salir al sol es recomendable mojar un poco el cabello, o agregar un acondicionador antes de ponerse un sombrero o gorra. Otra sugerencia que debe tener en cuenta es evitar el planchado constante, el rizado y el cepillado, ya que todos estos procedimientos pueden dañar los folículos y hacer que el cabello se vea reseco y sin brillo.