CONSECUENCIAS DEL SEDENTARISMO POR LA PANDEMIA

En EXTRA te contamos cómo combatir este problema causado por la pandemia de la COVID-19.

A+

Por Alvaro Hernández 

La pandemia de la COVID-19 trajo consigo un sinfín de males, entre ellos problemas de salud que podrían agravarse de no ser tomados en cuenta seriamente.

El sedentarismo es uno de ellos. Antes de la pandemia ocupaba un 40 % a 45 % en los hábitos de vida de una persona, con el nuevo coronavirus incrementó de un 60 % a 75 %.

En diálogo con el nutricionista José Antonio Quispe Palacios, nos explica que el sedentarismo genera una cadena de sucesos que a la larga podrían ser fatales.

LEE TAMBIÉN | LA LIBERTAD: 85,456 PERSONAS VENCIERON A LA COVID-19 DESDE INICIO DE LA PANDEMIA

“La inamovilidad trae consigo la no activación de sus músculos respiratorios, lo cual es una labor menos del cuerpo por ende, no consume energías y no eliminamos las calorías consumidas en la dieta”, mencionó a EXTRA.

“Solo se acumula y lo sumamos a nuestro organismo, teniendo un menor estimulo del hígado, páncreas y riñones, no eliminamos grasa, azucares, toxinas y líquidos  (retención de líquidos)”, agregó.

El especialista indica además que al no existir un movimiento estimulante a los músculos intestinales, las heces se quedan mucho más tiempo a la mitad del intestino grueso, dicho intestino absorbe agua de ellas, por lo que estas se vuelven duras y es más difícil expulsarlas.

Al ser un mal en cadena, Quispe Palacios señala al estreñimiento como la consecuencia mas cercana. “El estreñimiento produce a mediano plazo hemorroides, por el esfuerzo del músculo del recto. A largo plazo genera cáncer de colon, por los residuos acumulados”, precisó.

¿CÓMO COMBATIMOS EL ESTREÑIMIENTO?

Para dejar de a pocos el sedentarismo, el Lic. José Antonio Quispe recomienda ir calmando el estrés mediante ejercicios, como trotar, bailar, practicar natación, artes marciales, subir y bajas escaleras. Estos son los mejores estimulantes para combatir el estreñimiento.

Con respecto a la alimentación, comentó que el agua y los refrescos son una buena alternativa para evitar las gaseosas. “Hay que consumir alimentos que hidraten las heces acumuladas, tales como granadilla, linaza, pitahaya, kiwi, papaya, melón, piña, debido a la fibra y celulosa” , manifestó.

Por último, recomendó: “No consumir alimentos que secan el intestino ( granada, arándanos, membrillo, te cargado, pan blanco, yuca, arroz blanco), ya que solo empeorará el estreñimiento”.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.