LA IDEA ERA ELIMINARLO POR HABER IDENTIFICADO A LOS AGRESORES

CALLAO: DESFIGURAN A JOVEN POR NO ENCONTRARLE CELULAR DE ALTA GAMMA

Caen los tres implicados en el cruento hecho

A+

¡INDIGNANTE! Un joven trabajador que llegaba a su domicilio luego de cumplir su habitual jornada en una conocida pizzería de Lima, fue asaltado y desfigurado esta madrugada por dos sujetos, entre ellos un menor de edad. El hecho de sangre sucedió en el cruce de las Avenidas Pacasmayo y Bocanegra en el Callao.

Al promediar las dos de la mañana la víctima fue emboscada por los dos asaltantes. Uno de ellos portaba arma blanca y el otro un revólver. Alrededor de la escena se notó la presencia sospechosa de un ciudadano de origen venezolano quien registraba todo el hecho. Los vecinos sindican a éste como el presunto cabecilla que dirigía el robo y hacía las veces de “campana”.

El joven fue cogoteado y al verse superado no mostró resistencia sometiéndose a los golpes de esta enfurecida pareja de jóvenes delincuentes que al encontrarle en los bolsillos un modesto celular, cinco soles, una mochila con cepillo dental y una toalla de aseo, empezaron a propinarle golpes con la cacha del revólver y el otro cómplice le desfiguró el rostro aplicándole cinco profundos cortes. “Misio de m…» le gritaban mientras le introducían el cuchillo sin importarles los desgarradores gritos de la víctima.

La idea era eliminarlo

Según testigos del hecho, el joven Axcel G. P., (20 años) siempre transitaba por la zona. «Era un chico que siempre pasaba por allí dado que era su ruta habitual para ir a su domicilio», manifestó un vecino. Esto, al parecer, exacerbó el ánimo de los delincuentes porque se le escuchó decir a uno de ellos: “Este huev…. es un vecino, nos jodimos, ya nos identificó”. Es de suponer que la consigna era asesinarlo por ello se explica en ensañamiento en los cortes y los golpes con la cacha del revolver que le propinaron y lo dejaron casi desmayado.

Hay que señalar que minutos después del robo los vecinos auxiliaron al joven y dieron aviso a la Policía Nacional, y a su padre que vivía a escasos metros del cruento hecho. Todos juntos, armaron un operativo que concluyó con la captura de dos de los tres delincuentes implicados en el robo y agresión física. En la incursión cayeron «El Veneco», mostrando una increíble resistencia a los agentes del orden. También se logró detener al menor de edad, mientras que el tercero (el portador de la pistola) escapó con rumbo desconocido por las calles aledañas.

Cae el tercer implicado

Gracias al esfuerzo emprendido por el Comandante Oscar Anaya Velásquez, jefe de la División de Investigación Criminal, DEPINCRI-Bellavista, se logró la captura en tiempo récord de Carlos Eduardo Muñoz Moreno (24), el tercer involucrado en este hecho de sangre que culminó con la desfiguración del rostro de un joven emprendedor, estudiante universitario, por el solo hecho de no tener objetos de valor qué robarle.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.