ASÍ SE COMBATIÓ LA PANDEMIA EN LA HIDROELÉCTRICA DE CHAGLLA

Colaboración China en Perú.

A+

La Central Hidroeléctrica de Chaglla. La empresa ha conservado las carpas instaladas en el campamento y en la clínica de La Central Hidroeléctrica de Chaglla, que se usan como un lugar de aislamiento separado para casos sospechosos o confirmados. Además, a través de redistribuir los dormitorios y alquilar casas en la ciudad de Tingo María, la empresa ha resuelto nuestras necesidades de alojamiento adecuadamente».

Esto es lo que nos dijo un empleado de la Central Hidroeléctrica de Chaglla. Desde que apareció el primer caso confirmado de COVID-19 en Perú el 6 de marzo, con el fin de garantizar la seguridad y la salud de los empleados y el funcionamiento estable de la producción y operación de la Central, la Central Hidroeléctrica de Chaglla ha implementado una serie de medidas científicas de prevención y control.

Claras Organizaciones y Distribuciones de Responsabilidades.

En la central se ha establecido un grupo de trabajo de prevención y control de epidemias, en lo cual el gerente general del proyecto Chaglla desempeñó como líder y los jefes de producción, personal, administración y tratamiento médico fueron miembros. La oficina del grupo de trabajo estaba ubicada en el Departamento de Recursos Humanos e Integralidad, y cuya principal responsabilidad era la prevención y el control de epidemias normalizados en la Central Hidroeléctrica Chaglla bajo el liderazgo unificado del Grupo de Coordinación de Trabajo en repuesta a la Epidemia en el Extranjero del CTG (China Three Gorges Corporation). La empresa designó al administrador residencial y al médico de la Central Hidroeléctrica de Chaglla como coordinadores, quienes eran responsables de las comunicaciones diarias para la prevención y el control de epidemias.

Promover activamente la prevención y el control diario

A través de correos eléctricos, publicaciones, tablones de anuncios, y otros medios y canales, la empresa promovió e implementó el trabajo normalizado de prevención y control de epidemias, recordando a los empleados que “no se reúnan, no se junten, no comen juntos”, y se esforzó para lograr la comprensión y el apoyo de los empleados en el trabajo normalizado de prevención de epidemias. La empresa fortaleció la administración y el control de vehículos y empleados que ingresan y salen de la Central Hidroeléctrica de Chaglla, y restringió las visitas externas, sobre todo para campamentos habitables, espacios de oficinas, presas y fábricas, limitando el ingreso de personas sociales inactivas. Realizó adecuaciones de saneamiento ambiental, haciendo las desinsectaciones y ventilaciones periódicas en las áreas públicas e instalaciones públicas, lugares de trabajo y dormitorios de empleados. Incorporó a los más de 200 empleados de la Central Hidroeléctrica de Chaglla y de sus 11 subcontratistas en la administración integrada de la prevención de epidemias, implementando las reglas unificadas de prevención y control y garantizando «elementos completos, escenarios completos y cobertura total». Para eso, la central se dividió en zonas de la planta, el embalse, la presa, la estación de conmutación, la zona de apoyo y la zona del hogar para realizar administraciones separadas en completos escenarios, y se prohibían interacciones inter-zonas. Tanto las reuniones internas como las externas se llevaban a cabo mediante videoconferencia. Si debía reunirse y comunicarse con empleados externos por las necesidades laborales, fue necesario usar equipo de protección personal y mantener una distancia social segura. Implementó estrictamente el sistema de «reportes diarios», por lo cual los empleados reportaban sus condiciones físicas y lugares de vida a través de la APP todos los días, y los médicos verificaban el estado de salud personal de todos los empleados y el trayecto de actividades del día, etc.

LEE TAMBIÉN: SMP: HOMBRE ES ASESINADO DE 3 BALAZOS CUANDO FUE A COMPRAR PAN

Fortalecer el respaldo del tratamiento médico

Realizó la configuración dual de personal médico y ambulancias, y mantiene un estrecho contacto con los recursos médicos sociales. Primero: hay una clínica dentro de la Central Hidroeléctrica de Chaglla, que se equipa con 2 médicos, 1 enfermera, 1 ayudante y medicamentos y equipos médicos de uso ordinario, que pueden hacer tratamiento básico y ofrecer servicios de enfermería; Segundo: la empresa ha alquilado 2 ambulancias en espera; Tercero: la empresa contrató seguro médico de COVID-19 para los empleados y definió los hospitales para el tratamiento a través de la compañía de seguros. Al mismo tiempo, a través de coordinar los recursos médicos nacionales activamente y utilizar la plataforma de telemedicina de Empresa Clave de Propiedad Estatal, logró el enlace de la Central Hidroeléctrica de Chaglla y los puntos de seguridad médica con la plataforma médica nacional de alta calidad, para interconectar los recursos médicos nacionales con los extranjeros, y resolver las dificultades de los empleados en el diagnóstico y tratamiento.

La Central Hidroeléctrica de Chaglla no sólo se esforzó por garantizar la seguridad a sus empleados, sino que también hizo todo lo posible para brindar apoyo de servicios de salud a los habitantes en el área del embalse.

«Cuando los insumos contra la epidemia (50.000 mascarillas y 525 trajes protectores) donados por HEGC (Hubei Energy Group Co., Ltd.) de CTG (China Three Gorges Corporation) llegaron a Perú, nos sentimos muy alentados y sentimos la amistad del pueblo chino. La exitosa experiencia en la lucha contra la epidemia de China nos ofrecióuna ayuda oportuna y eficaz en nuestra lucha contra la epidemia, lo que aumentó nuestra confianza en restringir la propagación de la epidemia. La Empresa de Generación Huallaga nos donó un respirador, que fue el primer respirador en la región de Huánuco e incluso en la provincia de Huánuco. Además, la empresa nos donó una gran cantidad de mascarillas, desinfectantes, termómetros, trajes protectores, etc., que ofrecieron protecciones a nuestra vida diaria «, dijo un funcionario del gobierno de Huánuco.

Al 9 de noviembre de hora local, el número acumulado de casos confirmados de COVID-19 en Perú llegó a 920.000 personas, el número de muertos fue de 34.000 personas y en la actualidad los casos confirmados existentes son de 44.000 personas. Debido a la estricta implementación del régimen de prevención de epidemias, no hubo ningún caso de COVID-19 en la Central Hidroeléctrica de Chaglla, lo que garantizó seguridades a los empleados.

El período del brote de epidemias en Perú coincidió con la temporada de lluvias en la cuenca del río Huallaga, que era el «período dorado» para la generación hidroeléctrica. Durante la emergencia nacional y la emergencia sanitaria nacional, la Empresa de Generación Huallaga y su Central Hidroeléctrica de Chaglla mantenían en estado de funcionamiento, suministrando energía limpia al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional de Perú con altos estándares y confiabilidad. Al agosto de 2020 se ha generado un total de 8.773.488 MWh de energía.

(Colaboración China)

Síguenos en nuestras redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.