AREQUIPA: TRIPLE CHOQUE EN LA CURVA DEL DIABLO

Escolar destacado que viajaba a dar examen en la unas, falleció junto a seis más.

A+

Tenía 17 años y tras obtener el primer puesto en el Colegio de Alto Rendimiento (COAR), se había hecho la promesa de ser un gran profesional.

Pero un fatal accidente le quitó a Alexis Cacya Cruz el sueño de ser grande, cuando viajaba a Arequipa a dar su examen de admisión en la Universidad Nacional San Agustin.

El estudioso adolescente falleció tras el triple choque en la llamada ‘Curva del Diablo’, en el Km 82 de la ruta Arequipa-Puno. Junto a él, seis personas más perdieron la vida, mientras que otras 16 resultaron heridas.

ESTABA REPLETO

El minibús de la empresa Tuti, de placa C1x-951, había partido de Chivay a las 3 de la mañana. Se dirigía a Arequipa pero esta vez, la unidad inició su marcha completamente llena.

Casi tres horas después y cuando faltaba poco para llegar a su destino, el conductor notó que los freno le fallaban.

“El carro empezó a zigzaguear. Nos asustamos. Gritamos. Notamos que el minibús corría más y le dijimos al chofer que pare”, señala el testimonio de un pasajero.

PENDIENTE

La unidad marca Hino modelo FC Bus tomó una pendiente y se hizo incontrolable.

En la ruta invadió el carril contrario y se encontró con la minivan de placa V4K-179, a la que impactó, quitándole la vida al chofer Pedro Alanoca Alanoca, a su hija Ruth Alanoca Yanque y Hermelinda Puma Yanque.

En esta unidad viajaban seis personas todas de una misma familia. Los otros tres quedaron heridos.

SE SALVÓ

El minibús continuó su trágico descenso chocando esta vez por el lado izquierdo al auto D6O-123 Suzuki, cuyo chofer Wily Cueva vio a  la muerte pasar por lado suyo. Su carro quedó dentro de la cuneta.

“El bus avanzó incontrolable unos 500 metros más de forma zigzagueante y volcó”, señaló un agente de la policía de carreteras que acudió al accidente.

La zona se llenó de tristeza, llanto y sangre. Los pasajeros del bus siniestrado rompieron los vidrios de las ventanas para escapar. Pero la desolación se acrecentó al notarse, con las primeras luces del alba, que cuatro personas yacían debajo de la carrocería.

Uno  de ellos era Alexis Cacya, quien viajaba con su madre y quien milagrosamente, resultó con vida. Agentes de la Policía de Carreteras llegaron para acordonar la zona y levantar los cuerpos por orden de la fiscal.

NOTICIAS A TU TELÉFONO

Únete al grupo abierto en Telegram de EXPRESO y EXTRA para recibir las noticias más importantes del día. Usted, sus familiares y amigos pueden sumarse a esta comunidad, a través del siguiente ENLACE.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.