APURÍMAC: NOVIOS Y 60 ASISTENTES FUERON LLEVADOS A LA COMISARÍA

Trabajador de hospital de Apurímac debía estar aislado pero acudió a boda.

A+

Una pareja de recién casados y sus 60 invitados fueron llevados a la comisaria y acabaron luego haciendo cuarentena, tras participar de la fiesta en Andahuaylas, Apurímac. Fue luego que la policía allanara el local de la celebración y uno de los asistentes diera positivo a la COVID -19, al realizarle las pruebas de descarte.

Los vecinos del local “Mancora”, en la la Av. Santa Cruz, en Curibamba, fueron quienes alertaron a los agentes de la fiesta, que se realizaba pese a las restricciones dadas por el gobierno.

La región Apurímac, se encuentra dentro de las regiones con el nivel de alerta alto, debido al incremento de los casos por el virus de la COVID -19.

LEE TAMBIÉNNUEVO CÁLCULO DE DEVOLUCIÓN EN EL FONAVI

La advertencia, sin embargo, poco les habría importado a los novios que pidieron a 60 personas, entre familiares y amigos, atestiguar y luego celebrar su enlace matrimional.

No obstante, su irresponsable decisión podría causar mucho dolor, pues todos corrieron el riesgo de contraer el virus.

Se conoció que durante la operación, se intervino a un trabajador de Salud que labora en el Hospital de Chincheros. Este figuraba en el sistema indicando que debía estar aislado y en cuarentena.

El hombre fue ducido a la Unidad de Seguridad del Estado de Andahuaylas, donde fue denunciado por el presunto Delito de Propagación de enfermedades contagiosas.

La policía detuvo además al administrador y organizador del evento, Bladimir Ponce Barboza. Este fue denunciado por el presunto Delito de Violación de Medidas Sanitarias, con previo conocimiento del Ministerio Público para las diligencias correspondientes.

Síguenos en nuestras redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.