AFECTADOS POR CONFLICTOS Y MIGRANTES ENTRE LOS MÁS VULNERABLES AL SUICIDIO

La alerta fue emitida por EsSalud, a propósito del Día Mundial de la Salud Mental.

Un informe de la OMS indica que en nuestro país aproximadamente más de 1000 personas mueren al año por suicidio.
Miércoles 9 de Octubre del 2019 | 11:41 am

A propósito del Día Mundial de la Salud Mental, que se conmemora cada 10 de octubre, especialistas del Seguro Social de Salud del Perú (EsSalud) alertaron que los más vulnerables a tener una conducta suicida son los familiares de suicidas, afectados por conflictos, refugiados, migrantes o personas que han padecido traumas y/o abusos.

El jefe del Departamento de Salud Mental del hospital Edgardo Rebagliati, doctor Oscar Ramos Godoy, precisó que un suicidio puede darse de manera impulsiva y en períodos de crisis que pueden afectar la capacidad de hacer frente a situaciones estresantes.

Entre ellas se encuentran problemas económicos, una ruptura con la pareja o la presencia de dolor y enfermedades crónicas.

Respecto a las personas en duelo por suicidio, Ramos señala que la pérdida de un ser querido puede ser devastador pues los seres más cercanos experimentan una compleja gama de emociones como incredulidad, dolor, ira y culpa.

“Sin embargo, el principal factor individual de riesgo para el suicidio es un intento previo de suicidio no consumado”, puntualizó.

Señaló que el comportamiento suicida también está asociado con los conflictos, desastres, violencia, abusos, pérdidas y sensación de aislamiento, siendo los grupos vulnerables los que sufren discriminación como refugiados, inmigrantes, población LGBTI, población encarcelada, entre otros.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que en nuestro país aproximadamente más de 1000 personas mueren al año por suicidio, siendo la tasa de mortalidad por este acto, 3.2 por cada 100,000 habitantes.

MÉTODOS COMUNES

Los métodos de suicidio más comunes a nivel mundial, según Ramos Godoy, son el ahorcamiento, uso de armas de fuego y plaguicidas. Esta última experiencia abarca el 30 % de los casos que se producen en zonas agrícolas rurales.

PREVENCIÓN

Para el especialista de EsSalud, tanto el suicidio como intentos de quitarse la vida pueden prevenirse con la introducción de políticas dirigidas a reducir el consumo nocivo de alcohol, la detección temprana, tratamiento y atención de las personas con problemas de salud mental.

“En nuestro medio la intoxicación por medicamentos representa un número considerable como método utilizado de intento de suicidio”, refirió Oscar Ramos.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.