5 MITOS SOBRE EL AGUA PURIFICADA

Cambia el sabor y no es higiénico son algunos de ellos.

Miércoles 11 de Septiembre del 2019 | 6:44 pm

Cifras del Ministerio del Ambiente indican que un peruano emplea aproximadamente 30 kilos de plástico al año, ante ello, una alternativa eco-amigable es el uso de dispensadores y bebederos de agua purificada.

Con el fin de generar menos residuos sólidos, garantizar la salud de más peruanos, ahorrar significativamente en la compra de agua embotellada y en el marco de la Ley Nº 30884, que regula el plástico de un solo uso y los recipientes o envases descartables, Edmundo Gaviria Cama, gerente general de Bonavista Perú, habla de los mitos más conocidos sobre el agua purificada.

1. Es como tomar agua del grifo

Falso. Los dispensadores convierten el agua potable en agua purificada a través de un sistema que retiene sedimentos, elimina cloro, trihalometanos y otros contaminantes, haciendo el agua más fresca y saludable para el consumo humano.

2. Cambia el sabor del agua

Falso. Los sistemas de purificación no cambian el sabor del agua ya que no añaden ningún componente extra, sin embargo, los agentes microbianos, químicos y el cloro pueden afectar el aspecto, olor o sabor del agua.

3. No es higiénico

Falso. Muchas personas consideran que beber agua embotellada es más limpia que el agua de bebedero, sin embargo, empleando dispensadores se reduce la cantidad de gérmenes y bacterias que genera el agua almacenada.

4. Evita enfermedades

Verdad. Al beber agua purificada se pueden prevenir enfermedades como el cólera, la hepatitis infecciosa y la diarrea, patologías que están asociadas al agua contaminada y producen más de 3400 millones de muertes al año en el mundo.

5. Es más económico que el agua embotellada

Verdad. El uso de un dispensador de agua purificada además de promover el cuidado del medioambiente también permite ahorrar al mes aproximadamente 9,500 botellas de plástico de un solo uso, generando menos residuos sólidos en la ciudad.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.